BADAÍN

Pequeño pueblo situado a la izquierda del río Cinca a menos de 1 kilómetro de Lafortunada.


El pueblo fue fundado y creado por orden del Concilio Lateranense de 1215 que propició la creación de un monasterio de la orden de las Devotas bajo la regla de San Benito en torno a la actual iglesia románica de Santa María de Badaín.


Situada en la falda de Punta Llerga a 742 metros sobre el nivel del mar, está rodeada de bosques de pinos, quejigos, nogales, carrasca y multitud de sotobosque.


La iglesia antigua debía de ser muy pequeña y ocupaba el actual prebisterio, siendo reformada a partir del siglo XVI.



El santuario original de Badaín gozó de numerosos privilegios. Al parecer estaba unida a la basílica romana de San Juan de Letrán a la que debía enviar "una libra de cera blanca cada año en la vigilia de San Juan Bautista".


Una bonita estampa, en blanco y negro de lo que fué Badaín en la que se ve una hermosa chaminera.


Únicamente pudimos fotografíar esta chaminera.


ESPIERBA

Pequeño lugar con varias construcciones, unas viviendas y otras auxiliares, diseminadas y que pertenece al municipio de Bielsa.



Tiene una población censada en torno a los 40 habitantes si bien, como viene siendo normal, son menos de 20 vecinos los que residen todo el año. En 1646 contaba con 16 fuegos y en 1857 alcanzó la cifra de 217 habitantes.


Núcleo de alta montaña a 1.480 metros de altitud. Se accede desde Bielsa y se sitúa en la solana de la sierra de Espierba en un enclave con unas vistas espectaculares.


La iglesia del Santo Cristo de Espierba está a 1.350 metros de altura, por eso se dice que casi toca el cielo. Los orígenes están datados en el siglo XVII y se encuentra muy bien conservada.



Para acabar esta entrada mostramos 4 chamineras, 2 actuales y otras 2 que hemos rescatado de fotografías antiguas.







YOSA DE BROTO

En pleno Valle de Broto se sitúa el despoblado Yosa de Broto a unos 1.400 metros de altitud.


Según los archivos consultados en 1.857 se registra el mayor número de habitantes con 53.



Las ruinas de la Iglesia de Santiago se van deteriorando de año en año. Su desaparición es cuestión de tiempo.



De lo poco que queda en Yosa de Broto hemos podido rescatar esta chaminera que a día de hoy seguramente habrá desaparecido.



PUYUELO

Situado a 824 metros de altitud se sitúa Puyuelo, despoblado en la actualidad, que perteneció al también despoblado Burgasé.



En 1910 tuvo su momento de esplendor y llegó a tener 27 habitantes.



La iglesia es del siglo XVII-XVIII fué erigida en honor a San Juan Bautista y se encuentra en muy mal estado, está situada en la parte superior, separada del resto del pueblo.



Todavía se levantan erguidas un par de chamineras de las que podemos calificar como auténticas.




SARAVILLO

Saravillo está situado en la entrada de la Bal de Chistau en un entorno de gran belleza caracterizado por poderosas montañas calcáreas y espesos bosques de coníferas.





Alza su casco urbano a unos 950 metros de altitud y cuenta en la actualidad con unos 88 habitantes censados.




Entre sus edificios más destacados está la Iglesia de la Asunción del siglo XVI, de estilo popular.





En el siglo XIX se hizo famoso el cura de Saravillo, mosén Bruno Fierro. Trataba a todo el mundo de tú. Dicen que ayudó al General Prim a pasar la frontera y cuando volvió, el mosén le fue a pedir un favor y no le hizo ni caso. Era amigo de contrabandistas y protagonista de episodios de pesca, caza, juego de pelota y tiro de barra.